Cenefa

Cenefa

Translate

Cithara hispanica

"Ay triste que vengo" Pieza para vihuela de Juan del Encina (1468-1529)

////////////////////////////////
DETENER LA MUSICA
///////////////////////////////


Solo un cuaderno de notas. Un "Blog" sin más pretensiones.
La guitarra, pequeña orquesta íntima e individualista como sus creadores hispanos, solicita tiempo y atenciones.
Sobre el eje del ocho que conforma su femenino cuerpo, giran muchos conceptos que incluyen varias disciplinas, científicas , técnicas y artísticas.
Conocimientos inabarcables que deben recogerse en un cuaderno para tenerlos siempre presentes.
Prueba de materiales, ensayos prácticos compartidos,... aún sabiendo que no serán leídos.
¿Por qué entonces?
Por la guitarra y el mundo que puede descubrirse alrededor de ella, y para como ella, ofrecer mis individualistas notas al vacío.

_________________________________________

_________________________________________

Luteros o Guitarreros

En esta sección encontrará:

1-Guitarreros
2-La guitarra española: arte o negocio,
3-La cuna del luthier
4-Guitarras "españolas" fabricadas en serie
5-Guitarras made in Spain en China
6-Fabricantes industriales de guitarras. El caso de guitarras Manuel Rodriguez
7-Fabricantes de guitarras en el Levante español: 
7.1-Prudencio Saez
7.2-Amalio Burguet
7.3-Guitarras Quiles
7.4-Antonio Aparicio
7.5-Guitarras Raimundo
7.6- Francisco Esteve
7,7-Guitarras Alhambra

8-Fabricantes de guitarras en Granada

8.2.12- John Ray
8.2.13- Thomas Holt


Un granadino me recuerda que la lista de guitarreros ya consolidados en Granada, españoles descendientes directos o aprendices descendientes de Ferrer no estaría completa sin los siguientes nombres:
Aaron García Ruíz Ana Espinosa,Eduardo Durán Ferrer ,Francisco Muñoz Alba, José Manuel Fernández ,Enriquez José Gonzalez López, José Marín Plazuelo, Juan Labella, Juan Manuel García Fernández, Manuel Villafranca, Rafael Moreno Rodríguez

9- Fabricantes de guitarras en Cataluña: 
9.1-Luthiers en la ciudad de Barcelona

9.1.1- Antonio Picado 


9.2-Luthiers por provincias Gerona
9.2.1-Guitarras Camps


Para más información sobre luthiers ver los artículos:



Lista de los guitarreros mencionados en Cithara hispanica



Saez, Prudencio Valencia
Burguet, Amalio Valencia
Quiles Valencia
Aparicio, Antonio Valencia
Raimundo Valencia
Esteve, Francisco Valencia
Alhambra Alicante
Ferrer,Benito Granada
Ferrer, Eduardo Granada
Marin, Antonio Granada
Santiago Marin, Paco Granada
Lopez Bellido, Manuel Granada
Lopez Bellido, José Granada
Raya Pardo, Antonio Granada
Manuel Diaz, Francisco Granada
Carmona, José Miguel Granada
Duran Ferrer; Eduardo Granada
Gil de Avalle Montes, Daniel Granada
Ray, John Granada
Holt, Thomas Granada
García Ruiz, Aaron Granada
Espinosa, Ana Granada
Muñoz Alba, Francisco Granada
Fernandez, Jose´Manuel Granada
González López, José Manuel Granada
Marín Plazuelo, José Granada
Labella, Juan Granada
García Fernández, Juan Manuel Granada
Villafranca, Manuel Granada
Moreno Rodriguez, Rafael Granada
Picado, Antonio Barcelona
Camps, Hermanos Gerona
Parramon Barcelona
Manjon, Antonio Badalona
Cano, Manuel Madrid
Alvarez, Juan Madrid
Pedro de Miguel Madrid
Conde, Julio (sucesores, Conde Atocha) Madrid
Romero Garrido, José Madrid
Ramirez Madrid
Sanchis Carpio, Ricardo e hijos Madrid
Conde, Mariano Madrid
Espejo, José Angel Madrid
Conde, Felipe Madrid
Rodriguez, Manuel Toledo
Carrillo, Vicente Cuenca
Leal, Tomás Cuenca
Lozano, Casimiro Cuenca
Perez Carrizosa, Graciliano Córdoba
Rodriguez Peña, José Córdoba
Montero Aguilera, Juan Córdoba
Pantoja Martín, José Alberto Sevilla
Cayuela, Juan Luis Sevilla
Dominguez Guerrero, Andrés Sevilla


1 -Guitarreros

Suena algo despectivo, así que por respeto a la meritoria labor de llevar ahasta el siglo XXI  la tradición artesanal, nos referiremos a ellos como luthiers.
En general, los fabricantes de guitarras se pueden dividir en tres grupos. Los que las hacen por afición, los fabricantes industriales y los luthiers. En un mundo realmente complejo, donde se cruzan y enredan miles de intereses contrapuestos, es fácil perder la noción de lo que es auténtico. Debería ser más simple explicar lo que es un luthier, pero para evitar interpretaciones erróneas no queda más remedio que exponer lo que no és, aunque el camino sea mucho más largo y tortuoso.


Proceden del «tronco ibérico», razas autóctonas de la península ibérica. 
Se seleccionan por su temperamento y "bravura".
Tradición o extinción, arte o negocio, también para la guitarra española.


2 -La guitarra española: Arte o negocio.

La guitarra es un arpa parca en cuerdas que se aprietan en un mástil enjuto,  remate de una voluptuosa caja de madera en forma de ocho. Llegó probablemente de Asia, atravesando medio mundo, hasta que seducido por sus cualidades, un pueblo, se enamoró de ella.  Exploró sus femeninas cualidades con tanta dedicación que descubrió nuevos sonidos, que combinaban con su voz  pasional y emocionada.  Se convirtió en un instrumento tradicional para hacer música. Es decir, evolucionó abriéndose camino  por impulsos sucesivos de unas cuantas generaciones de aficionados, inmersos en una cultura local y peculiar influida por un paisaje, un clima y una historia irrepetibles. Otros llegaron y se sintieron fascinados por lo que el tiempo y la “raza” habían logrado, y quisieron llevarse consigo parte de esa música pulsada a la manera española que acompañaba al instrumento made in Spain. Algunos hispanos con más motivación que otros intelectuales europeos de la época, se dedicaron al estudio, de las posibilidades de este noble instrumento, e hicieron esfuerzos importantes para como los vihuelistas del Renacimiento español, dar un carácter más universalista a la guitarra, elevándola a los altares de la música clásica solista , de cámara e incluso orquestal. Hay ejemplos notables de ello, especialmente en los siglos XVIII, XIX y XX. La música española y la guitarra llegaron por fin a todos los continentes, con gran éxito.  Lástima que no hayamos logrado lo mismo en alguna rama de la Ciencia., exceptuando tal vez la neurociencia.. La guitarra española deja de ser una fascinante desconocida. Muchos jóvenes de todo el mundo quieren dedicar su vida a estudiarla. Miles de personas quieren una auténtica guitarra española, para coleccionarla, para explorarla, o como regalo impregnado de sonoridades hispanoarábigas. Y aquí es donde comienzan los negocios,  donde se hace el silencio  y lo legítimo se tambalea. La demanda convierte el pequeño taller doméstico en una empresa donde la mayor productividad permite un crecimiento exponencial impulsado por la labor comercial directa, la exhibición en ferias internacionales y la reducción de costes y por tanto el aumento de la competitividad, a costa de mano de obra barata de países emergentes.  El arte del luthier se enfrenta a algo totalmente nuevo. El comprador busca arte pero se ve seducido por el producto en serie. Un panorama confuso que despoja al objeto de sus cualidades únicas.


3 -La cuna del luthier

En la piel de toro, perviven varias estirpes de guitarreros artesanales. Puede hablarse de algunos focos de mayor actividad, Cataluña, Levante, y sobre todo Madrid, Granada junto a sus provincias circundantes.

Llama la atención la Ciudad de Granada. Con 240.000 habitantes, parece tener una alta densidad de guitarreros.
 Casi veinte luthiers con taller en la bella ciudad de la Alhambra tienen representación en distribuidores de Madrid y Barcelona. De ellos algo más de 12 han nacido en Granada:
Ana Espinosa, Antonio Marín Montero , Antonio Raya Pardo, Eduardo Durán Ferrer, Jesús Bellido, José Marín Plazuelo, Jose Luis Vigil, Juan Miguel Carmona, Juan Pérez García, Luís Santiago Hernández, Paco Santiago Marín y Rafael Moreno.

Los otros 7: Andrés Daniel Marvi, Franz Butscher, John Ray, Mario Fernández Aracama, René Baarslag , Rolf Eichinger y Thomas Holt Andreasen, viven en Granada pero han nacido en Alemania, Canadá, Holanda, Dinamarca etc....
¿Qué les llevó a Granada? Tal vez respondiendo a esta pregunta descubramos alguno de los secretos de Granada.
John Ray en su Blogg http://www.granadaexpert.com/johnray/my-story/ explica su aventura.
Pueden encontrase más datos en su bilingue página Web http://johnguitar.com/.
  
El 25 de noviembre de 1989 con 23 años cumplidos llegó a Granada en un autobús desde Madrid para intentar hacer realidad su sueño: aprender a construir guitarras en el centro más importante de la guitarra española.
Atrás quedaba  Edmonton en Alberta (Canadá) ciudad de la que traía unos pocos años tocando la guitarra, el aliento de su profesor y una o dos reparaciones de guitarras acústicas, además de las visitas al luthier Neil Herbert de Montreal. 
La idea era permanecer un año y luego volver. Sus estudios de lingüística en la Universidad le permitieron dar clases particulares de inglés.
Lo primero que hizo fue llamar a las puertas de todos los fabricantes de guitarras de Granada en busca de alguien que estuviera  dispuesto a enseñarle o mejor aún tomarle como aprendiz. 
Gracias a una exposición de guitarras a la que acudió, sólo unos meses antes, disponía de un  folleto con las direcciones y números de teléfono de prácticamente todos los fabricantes de Granada.
Pronto descubrió que el ser aprendiz se reservaba a los hijos o sobrinos de los fabricantes. 
Casi no hablaba una palabra en español.  
Algunos de los fabricantes parecían ofendidos por la idea, otros se rieron y otros trataron de explicar que el tener un aprendiz retrasa la producción  y que a menos que el aprendiz fuera  un miembro de la familia nunca se produciría un retorno de la inversión. 
Jonathan Hinves le aconsejo que empezara a construir alguna guitarra  y volviera con algunas dificultades y preguntas concretas. Así empezó. 
Antonio Marín contestó todas sus preguntas pacientemente y le sorprendió cuando le dejó una herramienta clave.
German Pérez Barranco le animó a conseguir algo de dinero por su primera guitarra y empezar a trabajar en la siguiente. Rafael Moreno le ofreció consejos y madera en algunas ocasiones.
 Necesitaba entender la filosofía y el proceso concreto que usaban los constructores. Atrás quedaba la idea de retornar a Edmonton.
En el verano de 1990 José Ángel Chacón (con sede en Málaga) ofreció un taller de dos semanas sobre reparación, restauración y construcción como parte de los cursos de Música organizados con motivo del Festival Internacional de Danza de Granada.
Al finalizar le invito a asistir los fines de semana  a su "escuela informal". Acudió durante dos años a su taller. 
Finalmente pudo acudir durante unos meses a un curso financiado por el Estado, pero se le negó permiso oficial para instalaciones o herramientas. De hecho era considerado un inmigrante ilegal en España durante sus primeros diez años.
Creyó que era mejor trabajar por su cuenta y regresó a Granada, creó un espacio en su casa y empezó a fabricar guitarras. 
En 1996 conoció a la que sería su esposa.
En 1999 entró en contacto con Rolf Eichinger. Empezó dos instrumentos bajo su dirección y utilizó las técnicas y procedimientos que él había aprendido de los fabricantes de Granada (Manuel Bellido y Antonio Marín). Tuvo acceso a algunas herramientas que no había podido comprar, madera seca, y respuesta a todas las preguntas. El asesoramiento en la compra de madera y las herramientas es muy importante así como la ayuda que puede ofrecer el maestro sobre dónde venderlas  y cómo lograr grandes guitarras.

Web y Blog del luthier John Ray




De los ¿27? luthiers de la capital granadina, los 7 de origen extranjero tienen indefectiblemente página web.
En ellas hacen mención explícita a sus estudios universitarios o sus carreras técnicas en sus países de origen y  su contacto con la escuela granadina de la que dicen haber descubierto parte de sus secretos constructivos, así como acceso a la  misma madera y sus secretos de secado.
 Otra nota diferencial de su mensaje es que en sus páginas la mayoría define lo más importante que en su criterio debe tener una buena guitarra.
 Indican de forma explícita sus clientes, aquellos guitarristas que tocan con sus guitarras en todo el mundo en el apartado de referencias, así como las tiendas en Asia (China, Japón…) Europa, (Francia, Bélgica, Alemania, España…) o América (USA,…) que distribuyen sus guitarras.
La importancia que dan a sus webs, el hecho de que sean bi o trilingües, junto con la observación de que muchos de sus principales clientes son coleccionistas o románticos adinerados de fuera de nuestras fronteras, muestra que hay un mercado internacional que demanda guitarras de calidad, y a ser posible de origen español.

Estos luthiers foráneos que viven muy de cerca  la aventura de construir guitarras en España cumplen para sus compatriotas  el papel de intermediarios cicerones de la cultura y tradición granadina..

Incluyo aquí, por su interés,  la docta opinión de un conocedor de la auténtica escuela granadina:

 "Los extranjeros que fueron llegando a Granada intentando aprender de uno y otro maestro o que venían con sus conocimientos de otros países, llegaron atraídos por la gran tradición, peso específico, divulgación internacional ya establecida y calidad de nuestras guitarras, algo que aprendimos desde la cuna: el olor a madera, la pertenencia a un barrio con solera y empaparse de un paisaje rodeado de profesiones ancestrales como es la guitarrería, es algo que deja huella y conforma un carácter propio intransferible sin ser vivido desde niños. El aprendizaje estaba cerrado de padres a hijos, pero no por elitismo, sino porque es imposible aprender nuestras técnicas en cursos de formación limitados o en un par de meses trabajando con un maestro guitarrero; indudablemente una persona ajena a una familia puede asimilar algo, pero no absorber toda la esencia. Los extranjeros no son ni “expertos intermediarios” ni “máximo exponente” de nuestra guitarrería, ni “imprescindibles e innovadores” en nuestra escuela, sino que más bien han aprovechado las bonanzas de nuestra profesión y es por eso por lo que se han afincado en Granada. Todas pueden ser buenas guitarras, pero las autenticamente de escuela granadina solamente el intérprete debe enjuiciar cuál es.Mi intención no es discriminar, sino ofrecerle una visión mucho más imparcial, histórica, honesta y justa de lo que es la Guitarrería Granadina, sin menospreciar la calidad de las guitarras de nadie, que son las que deben hablar de cada uno de nosotros".

 Sólo algunos de los españoles disponen de página propia. Pocas son bilingües.

Parafraseando de nuevo a mi admirado amigo granadino. "Antiguamente el guitarrero recibía al guitarrista, charlaban, se conocían y, a posteriori, se tomaban un vino juntos. Hoy en día quien no está en internet no existe y, si bien, cada uno de nosotros tenemos nuestra clientela y distribuidores, es imprescindible reclamar que estamos aquí, defendiéndonos ante los que se llaman “expertos intermediarios” o “máximo exponente” de la guitarrería española, menospreciando a los que realmente lo son". 

Los guitarreros granadinos nacidos en Granada insisten en su web en la importancia de la procedencia y antigüedad de las maderas, en quienes fueron sus maestros. Le dan una gran importancia al correcto y prolongado secado de antiguas partidas de madera  y a los secretos constructivos de tradición oral, desarrollados tras muchos años de actividad en la llamada escuela de guitarreros granadina.

 El arte no necesita técnicas de marketing, ¿o sí?.

No digo que no sea posible encontrar  guitarras españolas fabricadas en China, pero los indicios sugieren que estamos ante lo que alguien entiende más como negocio que como producto artesano tradicional. 


4 -Guitarras "españolas" fabricadas en serie.

China, junto con Japón y Corea del Sur, se ha convertido en una de las principales zonas de producción de guitarras a nivel mundial debido al proceso de deslocalización de fábricas europeas y americanas en la última década. Esas fábricas producían guitarras acústicas y eléctricas.
Casi todas las marcas legendarias tienen presencia en el país a través de fábricas OEM Original Equipment  Manufacturer. 
Las más importantes son Yamaha (Japonesa, en Hangzhou), Gibson (EEUU), Fender (EEUU), Cort (Corea) e Ibáñez (Japonesa). Gibson fundada en 1894 ocupa en todo el mundo, a unas 2.800 personas y factura unos 200 millones de euros al año.
Hay unas 140 empresas fabricantes de guitarras en China. Se localiza en las provincias de Shandong y Guangdong. Las 10 empresas más grandes del sector producen alrededor de un 40% de la producción total del país.
En 2007 la producción ascendió a más de 10 millones de unidades.
China exporta un 85% de su producción interior de guitarras. Tan sólo un 15% de la producción se destina a la venta dentro del país por medio de las tiendas de instrumentos y las escuelas de música por prescripción de los profesores de guitarra. 
La actividad de las 10 empresas más grandes de China está orientada mayoritariamente a la fabricación de guitarras de madera (clásicas y acústicas), siendo el porcentaje de producción de un 66% del total. Un 32% de la misma son guitarras eléctricas y un 2% corresponde a otros instrumentos entre los que se incluyen pianos y demás instrumentos tradicionales chinos.
El Pipa es un laúd tradicional conocido como Guitarra china.  Poco tiene que ver con la guitarra española. Tiene 4 cuerdas de acero y 30 trastes.
La belleza y gracia de la música tradicional china, relajación y meditación, interpretada por la famosa virtuoso - solista Liu Fang en el laúd chino (pipa, o la guitarra China) y la cítara china (guzheng).
Guitarra flamenca Katoh "Made in China" Hecha a mano con pinoabeto macizo, aros y fondo de ciprés en Guangzhou (China).
La belleza y gracia de la música tradicional española. Danza el caballo poderoso junto a la pasional "bailaora" al son de los lamentos más auténticos y puros de la guitarra española …¿Made in China?

10.000.000 de unidades , un 85% para exportación. Se puedan estar produciendo en China unos 3.000.000 de guitarras clásicas por año a un precio medio de 43€, como un efecto secundario de las guitarras acústicas promovidas por la idea del OEM Original Equipment Manufacturer de bajo coste.
EEUU absorbió en 2008 el 35% de la exportación china, siendo, como todos los años, el principal destino de la producción del país. Por detrás de él se sitúan países europeos como Alemania y Reino Unido. Este dato refleja el hecho de que la mayor parte de las empresas americanas y europeas cuyas fábricas se encuentran en China producen mayoritariamente para la exportación. También Brasil y Japón, aunque en menor medida, son dos destinos importantes para la exportación china.
USD = Dolares USA  (1USD=0,77€). Para convertir en € dividir el valor en  $ entre 0,77.


5 -Guitarras "made in Spain" en China.

Las guitarras españolas (fabricadas en España), tienen en China fama de alta calidad y se asocian a niveles profesionales. Eso al menos dice el ICEX. España se considera como uno de los principales países en la fabricación de guitarras clásicas profesionales. Los chinos consideran que el sonido de las guitarras españolas es muy característico, más suave y dulce que el de las de otros países. En cuanto a los materiales empleados dicen no percibir grandes diferencias con los de países rivales, por lo que piensan que la forma de hacer la guitarra es el secreto y creen que se debe a la misma técnica tradicional empleada durante siglos de experiencia. Chen Zhi, de 73 años y uno de los pioneros de la guitarra clásica en la República Popular, corrige a sus 38 alumnos en una luminosa aula del Conservatorio Central de Música de Pekín: "No os encorvéis, la espalda recta, el toque contundente, a la española", arenga. Cuatro esforzadas alumnas, rodilla en alto y tacón en el apoyo, interpretan la zarzuela "La boda de Luis Alonso", de Jerónimo Giménez.
Chen explica a Efe su idilio con las seis cuerdas: "Yo no escogí la guitarra, la guitarra me escogió a mí. Entonces era estudiante de Matemáticas y la guitarra se empezaba a difundir en China. Fue en 1958 cuando empecé a enseñar en la Universidad de Tsinghua". En 1982 fundó la primera escuela de guitarra clásica en su país. Desde 1986 es director consejero de la Sociedad de Guitarra de Pekín y un habitual en las lecciones por radio y televisión en un país en el que la cuerda está dominada por instrumentos tradicionales como el "pipa", un laúd de cuatro cuerdas, o el "liuqin", más pequeño. Calcula Chen que habrá enseñado de forma presencial a unos mil alumnos, y a otros diez mil a través de la radio y la televisión, del total de diez millones que el sector baraja en toda China, frente a los 30 millones, por ejemplo, del piano. Según el maestro, hay dos tipos de estudiantes de guitarra: unos vienen por influencia de los padres, que no tuvieron oportunidad de aprender a tocarla, y el resto son adolescentes que se inician en los campus de secundaria y de las universidades. Pero Chen tiene razones de peso para convencer a los padres: la técnica de la guitarra es más difícil, más similar a la "pipa" y al "liuqin", los premios son más cuantiosos y es más apropiada para expresar emociones, o sea, para ligar. "Es un instrumento romántico, a las chicas les gusta", apuntilla soñador. "La gente siempre dice que el piano también lo es, pero no vas a seducir a tu novia llevándote el piano a la barca en el lago de Beihai (norte de la Ciudad Prohibida). Se hundiría. En cambio, sí te puedes llevar una guitarra", bromea. Las guitarras alemanas están también muy bien consideradas en China. Los profesionales consideran que España es el país que fabrica mejores guitarras flamencas y Alemania está superándolo en la elaboración de las guitarras clásicas modernas. Francia y Australia también se encuentran entre los países con mejor imagen en cuanto a la calidad de sus guitarras. El ICEX (Instituto español de Comercio Exterior) realizó visitas a diferentes tiendas de instrumentos musicales de Shanghai en China y encontró a la venta guitarras de los siguientes fabricantes y sus precios.
1 Euro= 8,384 RMB (Renmimbi yuan chino).Dividir el valor en RMB entre 8,384 para obtener el equivalente en Euros. Como ejemplo 6.000 RMB son 716 €. La copia de una Fender sale por 78€. La guitarra más cara, una original española tiene un precio de 4.532€


6 -Fabricantes Industriales de guitarras 

La idea de que la fabricación de guitarras españolas puede ser un negocio lleva a explorar caminos que se alejan de la idea romántica del luthier encerrado diez horas diarias con la madera explorando nuevas soluciones que mejoren el equilibrio y la calidad del sonido. El objetivo es ofrecer una amplia gama de productos que se adapten a las necesidades de la demanda. En sus instalaciones mecanizadas trabajan operarios pero también luthiers artesanales con experiencia. El abuelo de Manuel Rodríguez difícilmente habría imaginado que un accidente, se convertiría en la llave del éxito de su futuro profesional y el de toda su familia. Trabajaba como pescador en la costa gaditana de San Fernando a principios del siglo XX cuando un buque de la Armada alemana se hundió. El siniestro provocó la muerte de varios marineros y generó una aprehensión de los vecinos de Cádiz, que automáticamente dejaron de comer pescado.
Al ver que su negocio hacía aguas decidió cambiar el rumbo de su vida. Como su padre formaba parte de un grupo de flamenco y él estaba familiarizado con este tipo de música, quiso probar suerte en la fabricación de guitarras españolas. “Madrid es la cuna de la guitarra clásica, así que, un poco antes de que estallara la Guerra Civil en España, mi abuelo se mudó a la capital, concretamente al céntrico barrio de Lavapiés”, explica el tercer Manuel Rodríguez de esta generación de lutieres. Así nació Guitarras Manuel Rodríguez and Sons, hace más de cien años, en un pequeño taller artesanal en el que el padre y el abuelo de Manuel perfeccionaban día a día la técnica de este oficio. Por el año 1955, un profesor de la Universidad de Los Ángeles que paseaba por Madrid se acercó al padre de nuestro protagonista y le dijo que la industria de Hollywood necesitaba este tipo de instrumentos y no sabía dónde encontrarlos. “Mi padre se casó con mi madre y, sin saber inglés, con apenas cien dólares, un par de herramientas y unas maderas se fue para allá”. Estuvieron en Estados Unidos 18 años y los hijos de este matrimonio, Manuel y su hermano, continuaron con el negocio familiar.  En la década de los 70, Japón empezó a fabricar guitarras y dada la fuerte competencia, los luthieres volvieron a España. Curiosamente, el regreso a su país de origen impulsó la actividad internacional de la empresa, que actualmente exporta el 90 % de su producción y llega a 120 países. Sobre esta primera crisis de la demanda que menciona Manuel Rodríguez, podemos preguntarnos ¿Cómo llegó la guitarra española a Japón?,  podemos encontrar muchas versiones de esa historia pero conviene no olvidar, la contribución española.
El admirado maestro Eduardo Ferrer, nació en Granada en 1905. Con 10 o 12 años empezó en el taller de su tío Benito Ferrer. A la muerte de su tío se hizo cargo del taller, que continuo hasta su muerte. Ha enseñado el oficio a prácticamente todos los guitarreros de Granada, La fábrica Yamaha, de Japón, lo contrató durante  tres meses en 1966, que repitió en 1967 y 1968 para asesorarlos en la forma de construir según el sistema tradicional, el de su tío, el de Torres en definitiva. Para él, el secreto de que una guitarra suene bien está en la madera, en las vetas, porque si no, sería imposible que sacando seis del mismo palo y construyéndolas exactamente igual, unas suenen y otras no. Sabía que la guitarra española es inimitable, y por eso era proverbial su generosidad como lo fue la de su vecino y colega Antonio Marín. No contaba con la trampa industrializadora. Desde sus comienzos, Guitarras Manuel Rodríguez and Sons apostó por la exportación de sus productos y, por eso, son considerados pioneros en esta actividad. “En los años 40 empezamos a comercializar fuera nuestras guitarras. Franco nos daba una importante prima por exportar”. Los primeros mercados fueron Japón, Estados Unidos, Canadá y México. “Tuve que inventarme el tema del camión”. Adquiere una furgoneta Mercedes con capacidad para 500 guitarras con la idea de venderlas en ruta en Francia, el Reino Unido, Bélgica, los Países Bajos, Luxemburgo, Alemania y Suiza. “Los distribuidores estaban inflados de guitarras japonesas, no querían guitarras españolas. Tuve que ir directamente a las tiendas. Conocían la marca, lo que era la gran ventaja, y para ellas fue un gran acicate que un lutier de nuestro prestigio también vendiera guitarra económica”. Funcionó. La tienda se ahorraba el transporte y tenía el producto directamente. “Llevábamos todos los modelos para que el cliente probara las guitarras y pudiera adquirirlas en el momento. Lo hicimos siete años seguidos. Eran entre dos y tres meses de tour. Todavía hay clientes que se acuerdan del camión y de aquella manera de vender”. De esta manera tan personal, van conformando finalmente una red de distribuidores en Europa. Hoy, las exportaciones se acercan a los 2,7 millones de euros (2011) y, junto a estos destinos iniciales, los principales en la actualidad son Chile, Colombia, Brasil y Costa Rica.  “Europa está bajando en general por la crisis, pero Latinoamérica y Asia crecen. Hoy en día, o exportas o te hundes como el Titanic”. Debido a la crisis económica, empieza a declinar mucho en Occidente la demanda de guitarra de alta gama. “Los dos mercados que veo con más potencial son Sudamérica, sobre todo Brasil, y Asia, donde me estoy centrando, pues ahí sí invierten  20.000 dólares en una guitarra.
Participamos en la feria Music China en Shanghái. Junto a otras dos ferias se logra cubrir todo el mundo. En Yakarta, tenemos una joint-venture con el fabricante coreano de pianos Samick, que quiere hacer guitarra clásica bajo la marca Samick by MR”. En 1986, Manuel Rodríguez hijo expone por primera vez en la feria NAMM Show en Anaheim (California). “Teníamos amistad con Clarence Leónidas Fender. Y, gracias a esta amistad, conocimos al CEO de Fender, y unimos fuerzas. Para nosotros es una satisfacción ser parte de la familia Fender, que distribuye nuestras guitarras en EEUU y Canadá”. Por aquel entonces a Manuel Rodríguez hijo unos socios levantinos le ponen una guinda muy sabrosa delante: montar en Almansa (Albacete) una fábrica de guitarras con ellos.  “Yo estaba ya cansado de tantos kilómetros en el camión y acepté. Ahí hice mi máster de montar fábricas. Yo era el gerente, tenía 25 años y 50 trabajadores en plantilla”. La experiencia no salió bien. “Querían absorber nuestro nombre, robárnoslo. Corté con ellos, y siguieron con otro nombre, porque el nuestro lleva registrado desde la época de mi abuelo”.  Tras la decepción, y empezando de nuevo de cero, montan su propia fábrica de tres plantas en Illescas (Toledo) -la precursora de la actual en Esquivias-, en una región con gran tradición de trabajo de la madera (carpintería y ebanistería) por la presencia de industrias del mueble que habían entrado en esa época en declive. Corría el año 1994. Desde España podían cubrir el mercado mundial. Además de la fábrica de Esquivias (Toledo), con 10.000 metros cuadrados, 25 lutieres y plantas solares que permiten que la producción se lleve a cabo de forma ecológica, la empresa también está implantada en China desde hace diez años.
Entrado el nuevo milenio, “llega la competencia china a España y nos arrasa de nuevo. Hice una alianza con ellos. En 2006 renovamos una fábrica de guitarras ya existente en Guangzhou, donde se concentran los ebanistas de muebles e instrumentos musicales chinos, al 50% con un socio sinoamericano. Tuve suerte. Metimos tecnología, la misma que tenemos aquí. Me anticipé a lo que venía. Aquí había antes 60 operarios y hacíamos toda la gama. Fabricábamos 20.000 guitarras al año. Ahora en China fabricamos la guitarra más económica, y en España la de mayor valor. Allí hacemos 20.000 guitarras económicas y aquí 4.000 caras. En total, exportamos a 128 países de los cinco continentes” a través de una cadena de más de 100 distribuidores. Muchas de estas guitarras han dado la vuelta al mundo gracias a músicos de la talla de Elton John, Carlos Santana, Jimmy Carter, Ricky Martin o Miguel Bosé. También están presentes en concursos televisivos de éxito, como La Voz, y en los escenarios de los conciertos más vistos en España. “La mayoría de los músicos españoles tienen una Manuel Rodríguez. Trabajamos con los de Rosana, de David Bisbal y de muchos otros”, asegura el lutier. No obstante, Manuel lamenta la sensación del profeta, que nunca lo es en su tierra: se les quiere más fuera que dentro de España. “Aquí es triste, pero tenemos una imagen chabacana. Yo voy a un banco a pedir un préstamo y es tal el desconocimiento que me preguntan si se puede vivir de esto”. Y claro que se puede. Durante una subasta benéfica vendieron una guitarra por 100.000 dólares y muchos de los encargos personales que reciben cuestan 20.000 porque son instrumentos fabricados con maderas que ya no existen y que ellos importaron hace mucho tiempo desde Brasil. El último proyecto de esta firma toledana es construir guitarras ecológicas utilizando maderas FSC que garantizan la reforestación de los bosques. Aunque Manuel tiene un objetivo más para el futuro cercano: que los españoles conozcan su cultura y aprendan a valorar a la guitarra española como se merece. Aquí puedes ver (a partir del minuto 19:50),en la sección Pioneros, uno de los últimos programas de El Exportador, en el que participó Manuel Rodríguez:
 “Cuando visito un país, me he dado cuenta de que ayuda mucho a las ventas que le regalemos al jefe de Estado, a una personalidad política, social o del mundo de la música una guitarra artesana en nombre de España.  Regalar una guitarra no es un gasto. Es más barato que un anuncio en una revista especializada. Eso es marketing, es crear patria”.
Hace cinco años iniciaron su campaña de obsequios a personalidades. “Al grupo Maná le regalamos guitarras este año pasado.  En Brasil, el mejor concertista de Bossa Nova toca guitarras Rodríguez. Eric Clapton, Santana y Sting tienen guitarras nuestras. A lo mejor invierto en regalar guitarras 50.000 euros al año, pero nos da mucho prestigio”. “Aquí hacemos 80 modelos de guitarras. No te puedes quedar estancado en hacer la típica guitarra clásica o flamenca. Hay que evolucionar, renovar el diseño de la guitarra.  Elaboramos guitarras ecológicas, cuya madera proviene de bosques protegidos mediante certificación FSC (Forest Stewardship Council) a la que se le aplican barnices al agua como goma laca o nogalina. Me estoy metiendo mucho en ese campo, pues nos lo piden los mercados europeos y americanos, sobre todo Alemania.
Estamos intentando meternos también en productos de ocio. El instrumento musical es un lujo, pero un lujo al que hay que dedicarle tiempo y esfuerzo. En las ferias de bienes de consumo hay productos de lujo, ¿por qué no la guitarra? Quiero probar en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) y en EEUU”. En plantilla hay otros dos lutieres aparte de él. “Mis hijos son de otra generación, más acomodada, y no van a proseguir la saga familiar: yo creo que en esta tercera generación la tradición va a morir.  Hay dos multinacionales -una empresa coreana y otra indonesia- que nos quieren absorber. Lo estoy pensando. Nadie es imprescindible, salvo el alma de la empresa. El que nos compre tiene que mantener esta planta, porque es el I+D, la magia, la que crea el diseño, la que fabrica la guitarra elitista y la que alimenta la fábrica de China, que es la gran producción. Y, si China sigue subiendo mucho los precios, tendremos que traspasar la fábrica a Indonesia.  Es como el estudio de Norman Foster. Contratan muchas empresas para hacer el edificio, pero el diseñador es Norman en su estudio en el Reino Unido con su reducido equipo. Esto es lo importante. Hay que asegurar el futuro, para que la marca continúe”. Ese futuro pasa por mantener la producción de guitarras artesanales, que han pasado por manos como las de Joaquín Rodrigo, Andrés Segovia o Paco de Lucía. Su proceso de fabricación nos lo ha enseñado José Luis Cedillo, encargado general de la firma que se autodefine como responsable de la artesanía, el turismo y las visitas guiadas. “Algunas guitarras son obras de arte, por eso valen 14.000 euros. Se elaboran con productos muy caros y preciados y mucha mano de obra especializada: hay guitarras que llevan hasta un 90% de trabajo artesanal. La madera virgen llega desde 18 países tropicales a través de dos distribuidores -Maderas Barber en Paterna (Valencia) y Madinter en Colmenar Viejo (Madrid)-”. Ciprés, cedro, ébano, palo santo de India, palo santo de Madagascar, mongoy.  “Tenemos secando al aire palo santo de Río de Janeiro del año 1963, de antes de que se prohibiera su comercialización en los años 70 del pasado siglo”. Una cámara de secado controlada por ordenador consigue que la madera seque en 15 o 20 días. En serrería se ha modernizado el proceso, pero la montura y la terminación siguen siendo artesanales. “Hace unos 10 años encargamos a unos italianos la fabricación para nosotros de un pantógrafo, una máquina que automatiza el modelado de nuestros tres tipos de cabeza. Hasta hace poco se hacía con la tupí (o trompo de carpintería), lo que implicaba largas horas de trabajo y mucho peligro.
Luego, una lijadora controlada por ordenador pule la madera de la cabeza a la perfección.  Hay cosas que hacemos a mano como hace 100 años, porque no se pueden automatizar, como la doma de los aros o el atado para la unión de las cenefas.  El trabajo de los mosaicos, de las plumas y los fileteados de la guitarra es pura marquetería. Se hace a partir de tulipier que proviene de Asuán, en Egipto, la misma madera con la que se hacen los papiros”.


7 -Fabricantes de guitarras en el Levante español

Nuestro país mantiene una tradición guitarrera que no podemos olvidar. Deberíamos conocer y hablar elogiosamente de cada una de las naves o domicilios que mantienen a pesar de todo esta tradición fundamentalmente artesanal. Esta calle podría ser la de cualquier barrio residencial. Estamos en Catarroja (Valencia). En el interior del domicilio de ladrillo barnizado, se encuentra el taller de un luthier. Si te gusta el mundo de la guitarra ¿Cómo es que no lo reconoces? No contribuye demasiado ese hermetismo tipicamente hispano. ¿Qué le importa al resto del mundo que en este barrio subsista o o no un guitarrero.
Si le quitamos la rotulación a la nave industrial. ¿Sabríais decir algo sobre las guitarras que se siguen fabricando en su interior?. Dan trabajo a una quincena de personas. ¿Nos importa realmente?
Si un dia visitáis la costa Este de nuestra piel de toro, deberíais pasar por las siguientes poblaciones valencianas, si lo que queréis es empezar a tener una visión más clara del panorama guitarrero español. Cada uno con su historia.Yo pienso visitarlas todas y escribir sobre ellas en el Blogg. No olvidaros la cámara de fotos. En Torrent encontraremos:
En Catarroja, a unos 9 Kilómetros al sur de Torrent;
En Paterna a 14 Kilómetros de Torrent,
En la calle Baleares 42 del mismo polígono encontraremos Maderas Barber http://www.maderasbarber.com/index2.html En Alboraya situada a unos 13 Kilómetros al Este de Paterna Puedes ver un reportaje sobre esta firma en la sección Maderas para guitarra
En Aldaya, a 12 Kilómetros al Sur de Paterna
En la capital Valenciana, a 7 Kilómetros de Alboraya, 12 de Catarroja, 16 de Torrent,  20 de Aldaya o Paterna,
Otras visitas recomendables donde ver instrumentos musicales, guitarras, accesorios , partituras, libros...  aprovechando que estamos en la capital valenciana son:


Guisama de Prudencio Saez,

Amalio Burguet,

Guitarras de Quiles,

Antonio Aparicio,

Guitarras Raimundo,


Francisco Esteve S.A.,

Guitarras Alhambra












Muro de Alcoy (Alicante)













8-Fabricantes de guitarras en Granada


8.1-Un recorrido guitarrero: Guitarras de élite en la Granada actual 


Nos encontramos a los pies de Sierra Nevada, en la mágica ciudad andaluza. 
El último bastión de la presencia árabe en la Península.  Geometría, matemáticas y cultura del agua la convirtieron en el paraíso de los habitantes del desierto.  Se necesitaron siete siglos para arrebatársela definitivamente.  
Hoy, Granada tiene una población de 240.000 habitantes.
La Alhambra  declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, es  el monumento más visitado de nuestro país con 3 millones de visitas al año, seguido de otras joyas culturales como el Museo del Prado en Madrid ,la Sagrada Familia en Barcelona, las catedrales de Santiago y la de Burgos, la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia, El Guggenheim en Bilbao, la Basilica del Pilar en Zaragoza, el Teatro de Mérida, la Giralda de Sevilla o el Alcazar de Segovia.
Un corto paseo por las calles granadinas, muestra cómo, a diferencia de en otros lugares, el turismo ha permitido la supervivencia de los artesanos del cuero, cerámica, textil, tarácea, imaginería y forja  
Es la ciudad del flamenco. En cuevas excavadas en el Sacromonte suenan las guitarras en espectáculos nocturnos de cante y baile.Las gitanas , en la calle, te ofrecen una ramita de romero.
Uno de cada 10.000 habitantes es guitarrero. Cada mañana levanta la verja de su pequeño y  anticuado taller en los bajos de alguna de las calles más características.La imagen de empresa no pes una de las prioridades.
Dentro, se oye el trabajo del cepillo manual hasta más allá de las 8 de la tarde, cuando los comercios empiezan a cerrar.   El artesano que se adivina en su interior es una figura internacional de la lutheria.  A diferencia de lo que pueda ocurrir en otros focos de la guitarra española, aquí sólo se fabrican de forma totalmente manual, guitarras de élite. Es aconsejable confeccionar un recorrido circular para ser realizado a pié. Hay una red numerosa de minibuses que pueden ser de gran ayuda cuando se inicia el cansancio. El número 30 lleva hasta el corazón de la Alhambra.
El recorrido realizado por nosotros, de 9 Kms y unas 2 h de duración, se inicia en el recinto de la Alhambra (al-Qal'a al-hamra, o “fortaleza roja”), fortaleza-palacio de los reyes nazaríes granadinos levantada sobre la colina de la Al-Sabika que domina la ciudad a unos 800 m de altitud, unos 50-150 m por encima de la ciudad.
La impresionante Puerta de la Justicia, es la salida más directa a la Ciudad.  Por una pendiente importante se desciende entre jardines hasta la cuesta de Gomérez donde encontraremos, en tan sólo 10 minutos, los locales de tres de los más famosos guitarreros:  La antigua Tienda-taller  de Casa Ferrer, origen de todo, el Taller de Francisco Manuel Diaz en el número 29  y la tienda- taller de J. Lopez Bellido en el nº 36 

Estamos en Granada cerca de la Plaza Nueva, podemos bajar por Reyes Católicos hasta la colosal Catedral y la Capilla Real donde yacen en pequeñas urnas en una cripta escondida bajo sendos monumentales sepulcros Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón y su hija Doña Juana I La Loca y consorte,  Felipe I el Hermoso, así como el príncipe Miguel de Portugal.
Tras una visita guiada a la Alhambra y los jardines del Generalife, dejamos para un segundo día el salir por otra de las Puertas del recinto

J=Recinto de la Alhambra. B=Taller de Antonio Marín Montero , su sobrino  José Marín Plazuelo y José González López en Cuesta de Caidero nº 1. Esta empinada calle es otra de las salidas del recinto y constituye la entrada para vehículos. C= Manuel López Bellido D= Aracama en el Paseo de las Palmas E=John Ray y Thomas Holt en la calle Solares 50  F= Antonio Raya Pardo en la calle Paseo del Jalón 9 junto al rio Darro. G= Paco Santiago Marín  en el Pasaje de Recogidas 1, junto a la calle de Recogidas. De camino en la Plaza del Realejo encontramos la más cuidada de las tiendas taller, la de Daniel Gil de Avalle. Aquí se exponen violines, guitarras, violonchelos y oros instrumentos de cuerda frotada y desde el escaparate se puede ver el taller de fabricación de guitarras. H= Eduardo Durán Ferrer, en la parte alta de la Gran Vía, en la Calle Cristo de la Yedra nº 10 I=José Miguel Carmona en la Calle Damasqueros n 12, al pié de una larga cuesta de escaleras que llevan a la plaza del Hotel Alhambra Palace situado en lo alto de la cuesta de Caidero y la entrada al Recinto. J= Recinto de la Alhambra

8.2 Luthiers de élite en Granada. Parentesco y relación profesional maestro-aprendiz 

La historia comienza con Casa Ferrer, hoy en Cuesta Gomérez 30, al pié de la Alhambra en la ciudad de Granada.

Benito Ferrer, 1845-1925 

Benito Ferrer nació en 1845 en Orihuela, población de Alicante colindante con Murcia.. 
El padre de Benito era de Granada, y fue un ingeniero de caminos que había pasado algún tiempo en esa provincia. El padre de Benito murió cuando él era muy joven, y la familia regresó a Granada. Él estaba en el tercer año de la escuela de medicina en la prestigiosa Facultad fundada por Carlos I en 1532, y comprometido para casarse, cuando la familia cayó en tiempos difíciles. Su madre murió en una epidemia de cólera que azotó Granada, y se quedó sólo como el único sostén de sus hermanos menores, pero sin medios ni  profesión. Se vio obligado a dejar la escuela, romper su compromiso, y encontrar trabajo. Encontró trabajo con un notario - pero su salarios apenas era suficiente para mantenerse a sí mismo, por no hablar de sus ocho hermanos. Para ganar dinero extra, tocó la bandurria - que fue su gran amor. Le gustaba la zambra, fiesta morisca de los gitanos del Sacromonte  y, de vez en cuando, ayudó a D. José Ortega en la construcción de instrumentos. Sin dinero para gastar en una mejor bandurria, decidió construir uno por sí mismo. Resultó tan bien que pronto se vió inundado de pedidos, y así comenzó su profesión. Benito abrió su taller en la calle Jarrería en 1875. En su taller una serie de luthiers aprendieron su arte como sus aprendices - Nicolas Ortega (nacido en 1861, hermano de José Ortega), José Castaño, Bernardino Milán Suarez,(activo hacia 1890), Miguel Robles,(1902-1970) así como su sobrino Eduardo Ferrer. Luego se traslado al callejón de las Campanas y por último a la calle Santiago. Fruto de su talento fueron las reglas exactas y definitivas para la repartición de los trastes en la bandurria y el laúd y el cambio de las viejas cuerdas de tripa y de seda por las metálicas. Para poner en práctica todas esta ocurrencias, tendría que reforzar sensiblemente el interior del instrumento, de forma que aguantara la presión de las cuerdas de metal. Sus guitarras, basadas en el modelo del almeriense Antonio Torres, pasarían por varias etapas hasta ir configurándose a la forma actual. Cuando normalmente se cobraba seis pesetas por un instrumento, él se permitía el lujo de venderlos a quince. La suma más alta que se llegó a pagar por una de sus guitarras fueron ciento cincuenta pesetas.. Figuras como el ruiseñor de la bandurria José Recuerda Rubio(1899-1910), José Molina Zúñiga y Manuel Jofré,  tocaron sus guitarras. El trio infantil "Albéniz", creado en 1909 con José Reuerda (a la derechaen la foto),  ciego a causa de una enfermedad, Eduardo Mañas, con su laúd, y Luis Sánchez Granada, a la guitarra. Luego se incorporaría como laúd el maestro José Molina Zúñiga y se inicia la fama de estos granadinos que encandilaron al propio Manuel de Falla y al maestro Fernández Arbós, director de la Orquesta Sinfónica de Madrid.
El Trío Albeniz en 1909 y en la fotografía de la derecha Manuel Jofré en 1922
Con 11 años, hacia 1904, Andrés Segovia, cuando se trasladó con sus tíos a Granada , visitaba con frecuencia el taller de Benito Ferrer en el callejón de las Campanas nº2 para ver las guitarras que estaban colgadas. Su precio estaba entre 6 y 15 pesetas. También acudía Miguel Cerón Rubio, mayor que él con el que trabó amistad. Este viendo el interés de Segovia, le compró una guitarra cuyo importe le devolvió Andrés, poco a poco. Miguel Cerón proveniente de una familia empresaria fue amigo del poeta Federico García Lorca y del compositor Manuel de Falla y con ellos promovió en 1921 la creación del Concurso de Cante Jondo. Otras fuentes dicen que Benito Ferrer regaló a Andrés Segovia una guitarra clásica en el difícil comienzo de su carrera, ya que el pobre muchacho no tenía el dinero para comprarlo, y se pasaba los días practicando con instrumentos prestados por sus amigos. Es recordado por la familia como un hombre de buen humor, un bromista, pero un santo que nunca se casó, y sacrificó su propia felicidad para sacar adelante a sus hermanos. Y, aun después de que se casaron, él siguió ayudándolos con la compra de ropa, zapatos,etc... para sus sobrinos. Murió en 1925.
El origen de la guitarra granadina no puede decirse que sea levantino. Se tiene noticia de luthiers granadinos como Rafael Vallejo activo en Baza (Granada) en 1790, o José Contreras (activo entre 1730-1779). Agustín Caro Riaño estaba activo entre 1800-1820. El supuesto maestro de Antonio de Torres, José Pernas estaba activo en Granada hacia 1830-1870. Antonio y Eduardo Llorente estaban activos hacia 1860 en su taller de la calle Solarillo de Santo Domingo. No obstante hacia 1840-1850 Valencia era también un foco de la guitarra. Estaban en activo constructores de guitarras y bandurrias como Juan Alcaráz, Salvador Pau, Manuel Perez, Luis Reig, y Alejandro Roca. No hemos podido localizar aún guitarreros activos por esas fechas en Alicante. José Ortega era un fabricante de guitarras de Granada activo durante la segunda mitad del siglo XIX (hacia 1860). Su taller se encontraba en Mesones, 4. Él parece haber sido el maestro de Benito Ferrer.
En el taller de Benito Ferrer (Casa Ferrer) entró como aprendiz con 10 años de edad su sobrino Eduardo Ferrer Castillo.
Eduardo Ferrer y su alumno Antonio Marín Montero crean la escuela de guitarreros de Granada. La siguiente generación, aquí representada, recibe la influencia de Antonio Marín, es el caso de su sobrino Paco Santiago Marín, o la de de Eduardo Ferrer, es el caso de Antonio Durán, Francisco Manuel Diaz o de ambos, caso de José Lopez Bellido, Rafael Moreno o Antonio Raya Pardo. Manuel López Bellido, hermano de José llega a asociarse con Antonio Marín con el nombre de Montero-Bellido.


El esquema muestra que Antonio Raya Pardo es el sucesor más joven de esa generación alumna a la vez de Eduardo Ferrer, y Antonio Marín y uno de los que ha recibido mayor número de influencias. Luego le sigue Rafael Moreno. Relacionados familiarmente con Eduardo Ferrer están Antonio Durán, fallecido en 2006, José López Bellido y Antonio Raya Pardo.  La siguiente generación garantiza sobradamente la continuidad de la escuela Ferrer Marín 

En esta nueva actualización de fecha 28-9-2014 muy probablemente queden guitarreros sin mencionar, pero sin duda mejora y amplía la primera versión. Dos libros llenos de detalles interesantes sobre el tema se describen en la sección "Libros y Revistas" sobre guitarra en este Blogg.
Guitarreros de Andalucía. Artistas para la sonanta.
La Escuela Granadina de Guitarreros
Los investigadores Luis F Leal Pinar(escritor,y cronista conquese nacido en Casasimarro),,Alberto Cuellar (gitarrista granadino) y Aaron García (musicólogo y guitarrero nacido en Zaragoza, afincado desde pequeño en Granada), recopilan valiosos datos cuyo conocimiento debemos promover. Sólo es posible amar lo que se conoce.
Un esquema permite agrupar los datos disponibles para una visión general, a modo de apunte universitario, sobre la que profundizar con lecturas como las anteriores y otras como las que encontraremos en las notas bibliográfícas. ("Un siglo de la guitarra granadina" de Manuel Cayo Tamayo-1975, Romanillos, Domingo Prat, "Inventario de guitarreros andaluces" de Eusebio Rioja -2000, etc...).
Ahondando en el conocimiento y peculiaridades de esta Escuela, hemos adoptado unos pocos criterios que buscan objetividad técnica.
  • Un estricto orden cronológico se aplica a los datos existentes sobre el inicio del oficio en alguno de los talleres guitarreros de Granada o la fecha de la fabricación de la primera guitarra granadina en caso de no existir información . 
  • La posible influencia de un guitarrero en otro puede seguir alguno de los modos frecuentes que hemos querido recoger: transmisión familiar, haber entrado en el taller como aprendiz, o haber sido orientado por el titular en conversaciones guitarreras más o menos intensas. 
  • Granada como otras muchas ciudades es un crisol de culturas. Los recién llegados de otras  provincias españolas y nacionalidades han encontrado en Granada y la guitarra su forma de vida. Su fecha de llegada sirve para clasificarlos y su contacto con guitarreros autóctonos así como su propensión a transmitir lo aprendido, los distingue.
  • La escuela  que nos ocupa es una escuela española de guitarra española, con una importante idiosincrasia granadina  basada en siglos de tradición y costumbrismo de esta región del planeta que lo distingue del resto y que hay que reconocer,  respetar y ensalzar. Los españoles, andaluces o no, que no han nacido en esta ciudad así como  los extranjeros que se unieron a la idea y trabajan entregando parte de su vida a la misma, son hijos adoptivos, tan valiosos como los naturales.Como dice el italiano Ángelo Gilardino en el primer libro mencionado ," no es posible distinguir el fervor de los granadinos de orígen de aquel de los granadinos de adopción". La separación en dos tablas por razón de su país de nacimiento,  únicamente pretende clarificar la realidad a la vez que resolver un problema de espacio, Quiere resaltar el interés de esa aportación y la extensión de este fenómeno de fascinación que otras culturas sienten por Granada y su peculiar concepto de la guitarra.

Clic encima para ver en pantalla completa. Botón derecho para descargar la imagen y ampliarla. 

Puede utilizarse libremente siempre que se mantenga intacta  la referencia del pié de Tabla o si se menciona la fuente y procedencia en caso de recortarla.

Cada cual es libre de elegir cual de los dos gráficos siguientes reflejan mejor la realidad. 

La escuela granadina de guitarra pertenece a una cultura propia y se nutre del flamenco y de la música clásica y tradicional española. Los recién llegados serían simplemente acogidos en esa cultura.


 El otro punto de vista es la de los recién llegados que a pesar de sus limitaciones aspiran a ser parte de esa cultura y reclaman el derecho de poder integrarse en ella y de aportar su punto de vista así como de ser una voz más para darla a conocer al mundo. En la medida en la que logren integrarse, respeten y preserven la autentica esencia y no impongan ideas que modifiquen el timbre tradicional, podrán con su trabajo llegar a ser piezas importantes en esta trama




En realidad muy pocos han sido los extranjeros que han entrado a trabajar en los talleres de guitarreros nativos. Como explica el cuadro de símbolos, las lineas punteadas indican la orientación puntual que puedan haber recibido en alguna fase de la construcción de sus primeras guitarras hechas en Granada. La información se basa en lo que ellos mismos describen,

Diferentes personas relacionadas con la guitarrería de Granada, habitantes de esa bella ciudad, me han hecho llegar sus observaciones. Son preocupantes para mi, por el uso que se le puede estar dando a este simple esquema,  que querría ser riguroso pero que a falta de esquemas hechos en Granada,  ha sido realizado desde 808 Kms.

Si contiene algún error soy el primero en querer corregirlo, así que agradecería su opinión razonada. Nadie hasta hoy se ha tomado la molestia de explicarme. Estoy dispuesto a ceder mi material o realizar las versiones de este esquema que quieran que publique.

E-mail de Contacto: notocordio@ono.com

 Recopilamos a continuación todo lo que vamos localizando por distintas vías sobre cada uno de los luthiers de Granada.

Eduardo Ferrer Castillo. 

Granada 1904-1988
Cuando tenía unos diez o doce años entró en la tienda de su tío Benito Ferrer como aprendiz, también asistió a la escuela del Seminario por un tiempo, pensando que le gustaría llegar a ser sacerdote, pero cambió de idea. Cuando su tío murió en 1925, Eduardo se hizo cargo del taller. Su vida fue una larga aventura: desde su etapa de aprendiz sin sueldo, hasta que ,vendió una guitarra por veinte pesetas, a pesar de la guerra.  Ha enseñado el oficio a prácticamente todos los guitarreros de Granada, que en mayor o menor medida han transmitido su conocimiento.  Sus aprendices fueron José Castaño y Milán que continuaron sus estudios con él después de la muerte de su tío, Juan López, que murió durante la guerra, Miguel Robles, Manuel Fernández, Francisco Manuel Díaz, Manuel López, Antonio Marín, su propio hijo José Ferrer, y muchos más. José Ferrer, hijo de Eduardo Ferrer, nació en Granada en 1926. Desde que era un niño, estuvo rodeado de constructores de guitarras - y se curtió en el taller de su padre. Durante la guerra y después de la guerra, se vio obligado a trabajar en otras cosas - era malo para los negocios. Pocos españoles tenían entonces dinero, y una guitarra era la última cosa en la que se les hubiera ocurrido gastar lo poco que tenían. En estas circunstancias, José decidió trasladarse a Barcelona y hacer castañuelas profesionales. Se quedó en Barcelona durante siete años. Entró en contacto con Enrique Sanfeliu, discípulo del gran luthier Enrique García, quien le convenció para retomar la fabricación de guitarras. Después de salir de Barcelona, José se trasladó a Palma de Mallorca, allí permaneció diez años. En 1974, regresó a Granada, y se instaló en su tierra. Por desgracia, murió, sólo dos años después, el 1 de julio de 1976. La fábrica Yamaha, de Japón, lo contrató 3 meses al año durante  1966, 1967, 1968  para asesorarles en la forma de construir guitarras. Su sistema de construcción es el tradicional, el de su tío, el de Torres en definitiva. Admira las innovaciones pero confiesa que después de romperse la cabeza investigando por su cuenta, tuvo que volver a lo tradicional. Cree que con Antonio Torres y Benito Ferrer se acabaron las novedades. Explica que el secreto de que una guitarra suene bien debe estar en la madera, en las vetas, porque si no, sería imposible que sacando seis del mismo palo y construyéndolas exactamente igual, unas suenen y otras no. Su afición por los instrumentos de cuerda le hace que domine el toque de algunos de ellos, la bandurria, el laúd y la guitarra, lo bastante como para saber si suena bien o no. En 1975, sus compañeros de la guitarrería Granadina le ofrecieron un homenaje de admiración y agradecimiento con motivo de cumplirse los 100 años de la fundación de la Casa Ferrer.  Ana Durán, nieta del admirado Eduardo Ferre regenta en la actualidad  'Casa Ferrer', un negocio situado en la Cuesta Gomérez 30. Sus vitrinas dan cabida a productos industriales: «Pero las guitarras hechas a mano son los 'Ferraris', sin duda». En la fachada de Casa Ferrer figura el letrero 'Desde 1875'. Pasado el umbral de la puerta se venden las guitarras de luthería de Eduardo Durán (1965), hermano de Ana, ambos hijos de Antonio, que fue un gran artesano a pesar de ser manco.

Antonio Marín Montero , 1933

Antonio Marín Montero nace en Granada en 1933.
Antonio Marín Montero, Ralf_Eichinger, _Jose Marin Plazuelo y Daniel Bernaert Llega al mundo guitarrero sin antecedentes familiares tras vencer muchas dificultades en su paso por diversos talleres de marquetería. Muy corta era su edad cuando lo encontramos en el obrador de Francisco Moya (taller artesanal de repostería) pero no dura mucho. En 1957, ingresa en el taller del maestro imaginero Pérez de la mano de Recaredo Veredas que había visto en el una gran habilidad para la gubia, y dos años después, en 1959, su padre le aconseja que se acerque al número 26 de la Cuesta de Gomérez al pie de la Alhambra, donde le espera Eduardo Ferrer. Sigue la escuela del maestro parisino Robert Bouchet, cuya plantilla emplea. Desde que en 1977 visitara al maestro francés, ambos son excelentes amigos. Realizaron 4 guitarras juntos, en las que estudiaron sistemas de varetaje basados en las antiguas violas españolas.  El sistema Bouchet utiliza cinco barras armónicas y no utiliza las dos barras en diagonal del extremo de la guitarra. Estas cinco barras pasan por debajo de una barra horizontal que va exactamente debajo de donde está el hueso del puente y su longitud es de casi el tamaño de el lóbulo inferior de la guitarra y de una altura de 14 mm y 7 mm de ancho. Esta barra tiene la función de resaltar las frecuencias altas y por ende mejorar la vibración longitudinal de la tapa armónica, contribuyendo con ello a una buena proyección del instrumento y a la zona sobreaguda. Durante una época se asoció con el luthier Manuel Bellido, también alumno de Eduardo Ferrer creando la empresa Montero-Bellido.  Su amor por la perfección, su modestia, a pesar de su fama, su carácter abierto y trato sencillo, ha propiciado que muchos jóvenes se acerquen a su taller para aprender del catedrático de la madera los misterios y embrujos de este noble oficio. Entre sus alumnos su sobrino José Marín Plazuelo (a la derecha) y José González López, (en el centro), han preferido seguir a su lado, en el taller de la Cuesta del Caidero nº 1. Hace ya años que dejó a sus alumnos el peso de la fabricación, reservando para sí apenas 4-5 al año.

Paco Santiago Marín, 1946


Paco Santiago Marín, nace en Granada, España, en el año 1946. Proviene de una familia de guitarreros y construye guitarras desde 1965. Ama la madera desde muy niño. Su padre, Francisco Santiago Oliva, ebanista de vocación, lo instruyó en el oficio y junto a él permaneció en la carpintería hasta 1963, año en que ingresó en el taller de su tío, Antonio Marín Montero, para completar su formación como guitarrero.
En 1972 decidió independizarse y creó su propio taller. Desde hace 20 años trabaja junto a él su hijo, Luis Santiago. Ha impartido cursos en numerosos festivales internacionales: - Durante el 6º Concurso y Festival de Guitarra de La Habana, Cuba, en Mayo de  1992; - En el marco del  Festival de Guitarra de Córdoba, España, en Julio de 2000-2003; - Además, impartió un seminario en el American Institute of Guitar de Nueva York en Noviembre de 1993. Ha colaborado en varios concursos entregando una guitarra suya al primer premio: - Desde su primera edición, en el año 1985, en el Concurso Internacional de Guitarra Clásica “Andrés Segovia” de la Herradura, Granada; - 5º y 6º Concurso y Festival  Internacional de Guitarra de La Habana, Cuba, en 1990 y 1992 respectivamente; - 1º  Concurso  Internacional  de  Guitarra  “Ciudad de Linares”, Jaén, en 1993; - 1º Concurso  Internacional  de Guitarra  “María Luisa Anido” de Barcelona, en Enero de 1995; - Concurso Internacional de Guitarra “Paco Santiago Marín”, en 1997 y 1998, en Plasencia  y en 1999 en Granada; - Desde 2005, en el Encuentro de Guitarra Clásica “Norba Caesarina”, que se celebra cada año en Extremadura, España.
Sus guitarras se destacan por su gran proyección, equilibrio y color del sonido, razones por las que las han preferido grandes maestros internacionales de este instrumento. 
Ha construido réplicas de guitarras muy emblemáticas de grandes constructores, como por ejemplo: la guitarra de 1864 del constructor Antonio de Torres que perteneció a Francisco Tárrega. La réplica fue construida por encargo del guitarrista Adrián Rius.
Su alta cualificación técnica y su gran sensibilidad musical, enseguida le hizo destacar, desarrollando un tipo de instrumento que sobresale  por su gran proyección, equilibrio y color, y que han atraído a grades maestros de la guitarra entre los que se encuentran Ricardo Gallen, Manuel Gonzalez, Iliana Matos, entre otros
 Pasaje de Recogidas 1
Antonio Durán Zurita, 1904-2006

Manuel López Bellido, 1939

Rafael Moreno Rodriguez, 1954

José López Bellido, 1943

La Cuesta de Gomérez está repleta de comercios. Uno de ellos -seguramente el más romántico de todos cuantos se suceden a lo largo de la calle- es la guitarrería fundada por José López Bellido. Sito en el número 36, la apariencia del local es idéntica  a la de décadas atrás: un modesto luminoso con letras rojas sobre fondo blanco y una gran cristalera que, además de hacer las veces de escaparate, permite la visión desde la calle de todo cuanto acontece en el interior de la guitarrería. Porque Pepe, como llaman al maestro sus más allegados, es guitarrero y no luthier.
José López Bellido nació en Granada en 1943. Desde su infancia se sintió atraído por la música y comenzó a girar por España y Europa con un cuadro flamenco. Cansado de la vida en la carretera, entró como aprendiz en la guitarrería de Eduardo Ferrer. Para el maestro granadino trabajó 14 años, tiempo en el que, además de aprender el oficio, conoció a la hija de su mentor, quien años más tarde se convertiría en su mujer. Después de dejar la Casa Ferrer trabajó durante un tiempo con el también guitarrero granadino Antonio Marín Montero. Finalmente, en 1968 fundó su propio taller y pasó a enseñar a jóvenes promesas del oficio como Antonio Raya Pardo o Martín Bernd. López Bellido termina en abril de 2010 un pequeño libro en el que recopila lo que han sido más de 50 años de profesión. "No pretendo que esto que escribo sea mi legado. Sólo me apetece hacer repaso de todo lo vivido en este tiempo y dejarlo de recuerdo a mis hijos y nietos", confiesa Bellido. En los dos tomos que componen la obra, el maestro guitarrero incorpora fichas con todas las guitarras que ha hecho y, en algunos casos, las asocia a los nombres de los compradores. Ataviado con una bata blanca con los bolsillos repletos de bolígrafos y herramientas, López Bellido se entretiene en la tienda que ahora regenta uno de sus hijos. "Es donde he estado durante más de media vida y, ahora que estoy jubilado, es donde mejor me lo paso", confiesa mientras juega con un pequeño cincel. En cuanto a la Cuesta de Gomérez, el maestro confiesa que no podría haber elegido mejor lugar para poner la tienda: "Es un sitio incomparable y el entorno, además, es inmejorable. Estar tan cerca de la Alhambra y del centro histórico hace que uno esté en continuo contacto con la ciudad. Además, por este lugar pasan al cabo del día miles de personas". Esta circunstancia, sin embargo, se convierte en determinadas ocasiones en un auténtico suplicio. "La inmensa mayoría de la gente que pasa por delante de la tienda es extranjera. Extranjeros curiosos que ven a un guitarrero trabajar, que se emocionan y que terminan entrando únicamente para mirar y, en algunos casos, para incordiar. Yo nunca he tenido inconveniente en atenderlos, pero el problema es cuando no dejan trabajar", comenta resignado el maestro. José López Bellido continuará yendo todas las mañanas a su taller. Un taller en el que ha pasado casi medio siglo y que ha sido testigo del nacimiento de cientos y cientos de guitarras que ahora suenan alrededor de todo el mundo.

Antonio Raya Pardo, 1950

Antonio Raya Pardo nació en 1950 en Jaén,  Con 10 años de edad se trasladó a Granada con su familia. Antes de convertirse en un fabricante de guitarras Antonio trabajó como tejedor. Entró en Casa Ferrer durante un breve período de aprendizaje, con Eduardo Ferrer y más tarde se casa con su nieta Pilar Ferrer. Luego siguió la escuela de José López Bellido por algún tiempo, y en 1972 abrió su propio taller de guitarras. En Granada "Ningún hombre se siente solo,, siempre hay un amigo que le ayuda." Antonio Marín Montero fue para él  un amigo así, que le dio muchas sugerencias útiles. Pardo estaba absorto en la investigación y la imitación de la guitarra Torres,.
Hoy es considerado uno de los de constructores de guitarras estilo Torres de más alto nivel del mundo. Pardo en colaboración con Marin Montero establece una linea de unión entre el sistema de producción de la guitarra clásica Torres Marin-Bouchet, que aplicará a su modelo de guitarra estándar. La guitarra estándar Raya Pardo no sólo tiene un gran volumen sonoro  poderoso, sensible y de fácil toque con la mano derecha propio de la escuela de Granada sino también un sonido claro y un poder de penetración tipoTorres y características dulces, inherentes a la auténtica guitarra española.
Antonio es el más joven de los cinco fabricantes españoles vivos que Summerfield incluye en su lista de los mejores fabricantes de la guitarra clásica desde 1800.  Pardo con normas de producción de la  guitarra clásica Torres, como la gran mayoría de los fabricantes de guitarras españoles, produce también guitarras flamencas,  Su hijo, Antonio Raya Ferrer, entrenado por su padre comparte su taller, construyendo actualmente con su propio nombre. Antonio es uno de uno de los pocos luthiers a quien Luis F.Leal Pinar dedica un capítulo entero en "Guitarreros de Andalucía" (2004).

Francisco Manuel Díaz,1942

José Marín Plazuelo, 1960 José González López, 1961 Luís Santiago Marín, Francisco Muñóz Alba, 1977 Victor Manuel Díaz, Jesús López Bellido , 1966

José Miguel Carmona, 1960

Juan Manuel García Fernández, 1974

Eduardo Durán Ferrer, 1974

Antonio Raya Ferrer, 1980 Juan Labella Aarón García Ruíz José L. Vigil Manuel Villafranca Francisco Muñoz Alba José Martín

Daniel Gil de Avalle y Montes

En su hermosa y moderna página Web no sólo se habla de tradición sino que se indican las características constructivas de las guitarras clásicas y flamencas que fabrican las propiedades de los instrumentos de plectro, la labor de restauración y reparación sin esconder, como tienda especializada referente en el Centro urbano, el valor que adjudica a su labor. A nuestro entender ningún artesano debería ocultar o sentir temor por mostrar su nivel de precios. Se habla de la Escuela de guitarra flamenca por la que han pasado cientos de alumnos de todas partes del mundo
En esta serie de fotos captamos la para otros familiar estampa de esta preciada guitarreria que forma parte ya del paisaje urbano del pintoresco barrio del Realejo de Granada. Pocas ciudades españolas pueden presumir de imágenes como las que recogí con mi pequeña Canon Ixus.
Daniel Gil de Avalle Montes,según Lis F Leal Pinar en su libro "Guitarreros de Andalucía. Artistas para la sonanta", nació en Jaén el 31 de Diciembre de 1961. En 1965 se trasladó con su familia a Granada. Terminado el EGB ingresa en el Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia de Granada donde estudia violin. Termina, tras cuatro años de permanencia, sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Madrid. Aquí inicia su afición a investgar sobre lutheria. Viaja varias veces a Bélgica donde aprende el encordado de instrumentos de cuerda frotada.
Aunque autodidacta asiste en Granada a un cursillo de construcción y restauración de intrumentos de cuerda organizado por el Festival Internacional de Música y Danza. Recibe clases del luthier Jose Ángel Chacón y luego de Manuel López Bellido, su suegro.En 1993 se casó en la Iglesia de Santa María de la Alhambra con Susana López Martín. Amante de la recopilación de datos, ha reunido una amplia bibliografía sobre el oficio guitarrero y tiene importante colección de instrumentos antiguos. En la parte superior de su taller tienecon Paco Cortés y Jaime Parrón un aula dedicada al estudio del flamenco Numerosos medios de comunicación, como las televisiones de Andalucía, Francia, Alemania, Corea, Inglaterra y Noruega han visitado su taller   Ha dado conferencias en las Escuelas de Magisterio y Conservatorios de Música de Granada y Málaga y fué invitado a Londres para e hablar del sonido de la guitarra.
Un 10% de su producción se dirige al mercado europeo y americano. Barnizza con goma laca y usa colas calientes. Utiliza dos tipos de varetaje, el clásico en abanico de de 7 varetas abiertas para tapa de abeto , refuerzo bajo , dos barras de sustento y apoyo al final del mástil y para tapa oscura busca cedro elástico de baja densidad y coloca un número variable de varetas en función de esta, procurando que la vibración se transmita a toda la tapa. Por su labor obtuvo el Premio Nacional de Artesania Otros guitarreros (en construcción) Luis Martín Molina Guitarrería Miguel Angel Bellido Juan López Aguilarte Los "guiris" granadinos Andrés D. Marvi

John Ray

Página web: http://johnguitar.com/

Thomas Holt Andreasen

 y otros como Henner Hagenlocher, René Baarslag, Ana Espinosa Rodríguez ,Franz Butscher, Stephen Hill, Bernd Martin, Lucas Martín, Mario Aracama

9 -Fabricantes de guitarras en Cataluña.


9.1-Un recorrido guitarrero: Guitarras de élite en Barcelona

9.1.1 Guitarras Antonio Picado

En la montañosa población barcelonesa de Berga se localiza sin dificultad, por su tamaño, el polígono industrial la Valldán. En el número 79A de la calle de Garreta encontramos la nave donde Antonio Picado y sus colaboradores Ángel Genís y Carlos Prat vienen fabricando guitarras artesanales de calidad internacional reconocida.

El taller se abrió en 1968, después de que Antonio pasase una docena de años aprendiendo el oficio mientras trabajara para otro fabricante de guitarras en Barcelona,(Guitarras Taurus de Arturo Grau en Paseo del Monte 26) que acabó especializándose en la fabricación de guitarras para Ramírez. 
Originario de Albuquerque, en (Badajoz), Antonio se fue para Barcelona como adolescente que buscaba trabajo. 
Se distinguió rápidamente como artesano dotado y cuando su primer patrón cerró sus puertas, Antonio abrió su propia tienda, empleando los métodos tradicionales. Con los años, con gran esfuerzo y esmero, ha alcanzado una comprensión profunda y un profundo amor a la guitarra española clásica. Antonio es un dotado maestro artesano. Tiene una capacidad única de producir  con orgullo guitarras con un legado y una reputación que pocos puedan igualar. La calidad ha sido un compromiso personal que guía los trabajos de Antonio y los luthiers, Ángel, y Carlos. 
El reconocimiento profesional del luthier de Minessota (USA), Stephen Kakos, hizo popular las Picado de forma que hay un distribuidor autorizado en la costa este, otro en la oeste y en Maplewood (Minessota).
El famoso luthier holandes Otto Vowinkel (Amsterdan) ha elegido el taller de Antonio para hacer su modelo 2 A ,top de su serie para estudio

Berga destaca por su antigua industrialización textil (la primera máquina de hilar española, se diseñó en Berga) y minera, por ser capital de comarca, por sus montañas prepirenáicas, por la proximidad del Parque Natural de la Sierra del Cadí, por la festividad declarada bien inmaterial de la humanidad por la Unesco (la Patum), por sus setas (feria del Bolet en Octubre) y por la importancia que concede esta ciudad desde 1800 a la enseñanza de la música.

























9.2-Un recorrido guitarrero: Guitarras por provincias

Gerona

9.2.1 Guitarras Camps




Para más información sobre luthiers ver los artículos: